TAMAÑO DEL PENE

El pene, ese órgano con propiedades increíbles (puede aumentar varias veces su tamaño y endurecerse como un potente músculo), tiene como parte final el glande, en cuyo extremo está el meato urinario, estando envuelto por el prepucio, una piel que está limitada en su movimiento por el frenillo. Para lograr entrar en erección dispone del cuerpo esponjoso y los cuerpos cavernosos, algo así como una escopeta de dos cañones dispuesta a ser cargada. La munición es bien simple: la sangre que debe llenar las numerosas y pequeñas cavidades, mientras que el gatillo dependerá del estímulo que tengamos en esa situación.

En el adulto, el pene promedio, en estado de flacidez, tiene una extensión en longitud que oscila entre los 4 cm. y los 10 cm. Algo más de 2 cm. de diámetro y alrededor de 7 cm. de circunferencia. No obstante, el tamaño es variable de hombre en hombre y de situación en situación. En estado de erección, el pene promedio mide de 14 a 17 cm. de longitud, con un diámetro de no más de 4 cm. y alrededor de 10 a 11 cm. de circunferencia. Estando en estado de flaccidez, no será lo mismo medir el pene en ambientes templados o cálidos, que en ambientes húmedos y fríos. Los tejidos genitales tienden a encogerse con el frío, y a dilatarse con el calor.

La obsesiva preocupación por el tamaño lleva a los hombres jóvenes a consultar a especialistas en endocrinología o urología y abandonar prácticas deportivas, por el temor a ser vistos y comparados en los vestuarios. Ignoran, la mayoría de las veces, que en esos ambientes de temperaturas frías, se provoca una disminución significativa del tamaño. Además, los genitales son sensibles a la exposición frente a los demás, a la mirada de otros, por eso no es extraño que en privado todo el mundo tenga un mayor tamaño que en público.

Tampoco se crea esas tonterías que hablan sobre el tamaño de los negros o los orientales, ni confunda a un hombre muy viril y agresivo con alguien igualmente potente a nivel genital. Por supuesto, tampoco existe relación entre el tamaño del pene y el tamaño del cuerpo, o determinadas zonas de él, como son las manos o los pies.

El tamaño peneano está determinado por la herencia y son muy escasos los hombres que presentan detención en el desarrollo peneano por un fallo hormonal. Una causa poco conocida que limita las dimensiones del pene en la edad adulta es el uso habitual de slip, prenda que eleva y comprime los testículos y evita el desarrollo final del pene. Los genitales masculinos necesitan estar libres, colgar, y estar dotados de cierta movilidad para desarrollarse y ser fértiles. Por eso es una práctica altamente perjudicial el uso de pantalones vaqueros estrechos o prendas íntimas que limiten esta movilidad.

Los hombres comienzan a preocuparse por el tamaño de su pene desde la pubertad, cuando hablar del tamaño de los “cojones” es algo habitual en quien pretende intimidar al contrario. El volumen de los testículos se emplea siempre para demostrar la valentía y la fortaleza y aunque las comparaciones físicas casi nunca se efectúan, el gallo que más cacarea goza de gran prestigio. El chico crece así pensando que los genitales de sus compañeros son enormes, pues ellos insisten que lo son, y que los suyos son un esbozo que nadie debe ver. Cuando llegados a edades más altas ven alguna película erótica en la cual los actores muestran unos genitales mayores que los suyos, el complejo queda instaurado definitivamente.

Diariamente, recibimos preguntas de hombres preocupados por el tamaño de su pene y es de esperarse, ya que la cultura latina está fuertemente influenciada por este tema. Sólo basta con escuchar algunas de las bromas que se hacen diariamente en los centros educativos o centros de trabajo para notar la fijación que tiene todo hombre con el tamaño de su pene.
Todas las consultas que nos llegan sobre este tema se pueden resumir con esta pregunta: ¿Cuál es el tamaño ideal de un pene para poder satisfacer a una mujer? La respuesta... no existe un tamaño normal persé, ni un tamaño que sea mejor para realizar el acto sexual. ¿Por qué? Porque todo depende de los gustos de la mujer.

Las principales variables para determinar el placer sexual son psicológicas por naturaleza y relacionadas al carácter y valores de cada persona. Claro, esto no significa que la parte física no es importante para las mujeres. Pero, no se asusten. Para entender la importancia física, tenemos que primero entender un poco sobre anatomía femenina y qué partes requieren ser estimuladas para lograr el orgasmo.

Los puntos sensibles en una mujer son la vagina y el clìtoris. La vagina está compuesta por tejidos musculares capaces de contraerse al ser estimulada. La vagina es capaz de presionar al pene o a un dedo, de esa manera la vagina se adapta al tamaño del miembro que se encuentra en ella. La parte exterior de la vagina contiene el mayor número de puntos sensibles y es muy sensible al tacto, para muchas mujeres esta zona es mucho más sensible que la parte interior de la vagina, que se encuentra cerca al cuello uterino.

El clìtoris, es el punto más sensible en el cuerpo de una mujer, se encuentra en la parte superior de la vulva, donde los labios mayores se unen. Aunque pensamos que el clìtoris es sólo del tamaño de una alverjita, la estructura de este se extiende hasta las paredes vaginales y puede llegar a medir varios centímetros. Aunque muchos hombres creen lo contrario, la mayoría de mujeres requieren estimulación directa al clìtoris para poder lograr un orgasmo.

Teniendo en cuenta estos factores, podemos ver que cualquier tamaño de pene, sea este chico, mediano, o grande, utilizado correctamente, puede estimular perfectamente las zonas sensibles de la vagina. Al aplicar presión en la parte exterior de la vagina, se estimula las zonas sensibles de la vagina y conjuntamente el clìtoris.

Como podemos ver, cuando se trata del tamaño ideal del pene, mucho depende del gusto de la mujer. A algunas mujeres les puede gustar la penetración con un pene chico o grande, con ritmo lento, rápido, fuerte, suave o profundo, pero por lo general, lo importante es que los puntos claves sean estimulados. Y la mejor forma de saber qué le gusta a una mujer, es preguntándoselo.



Otros Temas de interes:

aborto  afrodisiacos  alargamiento del pene  anatomia sexual femenina  anatomia sexual masculina  bisexualidad  circuncision  clitoris  consejos sexuales  enfermedades venereas  eyaculacion precoz  fantasias sexuales  horoscopo sexual  impotencia  juegos sexuales  juguetes sexuales  masturbacion  metodos anticonceptivos  orgasmo  posible embarazo  posiciones sexuales  punto g  sexo anal  sexo gay  sexo grupal  sexo oral  tamaño del pene  zonas erogenas


Copyright © - Sexo-Salud - All Rights Reserved